No es posible

- Vamos, quedate conmigo.
- No, sabes que eso no es posible.
- ¿Porqué? ¿Acaso no me amas?
- Si... tu sabes que te amo.
- Entonces besame y quedate junto a mi por siempre.

Él se acerco y tiernamente la besó, pero justo en ese instante un fuerte torbellino los envolvio, él la abrazo junto a su pecho y la cubrio con sus alas, ella se aferro con todas sus fuerzas a ese ser que intentaba protegerla, pero eso no evitó que se convirtieran en polvo y arena, porque desde el inicio de los tiempos está prohibido que un angel y un demonio se amen.

Escrito el jueves, 19 de febrero de 2009 por -icaro- | 0 comentarios   | Categorías: